Sónar+D viaja al 2043. La NASA y el MIT participarán en un congreso donde la creatividad retará el espacio y el tiempo


09/05/18  –  18:47 HRS

El País Cataluña – JORDI PUEYO BUSQUETS

Sónar+D explora cómo serán las futuras ediciones del festival de música avanzada. Con esta idea, el codirector del encuentro Enric Palau ha presentado la sexta edición del congreso tecnológico. En el año que Sónar cumple un cuarto de siglo, su hermano más teórico se saltará 25 años para imaginar cómo serán los artistas del futuro. En 2043, inspirados por una creatividad desafiante del espacio y el tiempo, grabarán música en el espacio, utilizarán nanosatélites y tocarán con compañeros virtuales, hijos de la inteligencia artificial. Son algunos de los ejes de un encuentro que, según las previsiones, reunirá a 3.000 empresas de 65 países distintos y 5.000 asistentes entre el 13 y el 16 de junio. Entre los ponentes más destacados habrá miembros de la NASA, Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Google.

El festival de música electrónica barcelonés celebra sus cinco lustros con el proyecto Sónar Calling, que consiste en mandar 38 piezas musicales de 10 segundos a Luyten b, un exoplaneta potencialmente habitable ubicado a 12,4 años luz de la Tierra. En caso de que vivan allí extraterrestres, tengan una tecnología como mínimo tan avanzada como la humana y ganas de contestar, su respuesta llegará en 2043. En una previsión de la forma en la que habrá evolucionado la creatividad ese año venidero se centrará el congreso tecnológico, que contará con una ponencia del investigador de la NASA Jon Jenkins. Será el encargado de explicar cómo los artistas podrían facilitar la comunicación con civilizaciones de otros planetas cuando ocurra el contacto. En el espacio también se centrará la artista y arquitecta del MIT Nicole L’Huilier, doctoranda de un grupo que explora formas de expresión musical más allá de la atmósfera. Ella es la creadora de un instrumento para el espacio: el Telemetrón.

El Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC), ente al que los organizadores han agradecido las gestiones por hacer posible el envío a Luyten b, impartirá un taller de construcción de nanosatélites. También de Barcelona, forman parte del elenco de protagonistas de Sonar+D el artista e investigador Albert Barqué-Duran y el productor Marc Marzenit. Ambos conforman The Zero Gravity Band, banda que investiga y diseña materiales para crear obras de artes y música en situación de gravedad cero. Google, que el año pasado presentó un prototipo de inteligencia artificial que era capaz de hacer un dueto con humanos (sin desafinar), mostrará este año el producto finalizado.

Ver qué pueden hacer los blockchain por la música más allá de la retribución económica será otro de los ejes del congreso. Los reputados Ryuichi Sakamoto y Alva Noto, los anfitriones del Sónar de este año, lideraran en Sónar+D una conversación sobre de qué manera está mutando la música en vivo. También participarán en la charla dos vanguardistas del flamenco, el cantante Niño de Elche y el bailarín Israel Galván; y el binomio formato por el productor Refree y el cineasta Isaki Lacuesta. Los cuatro estrenan espectáculo en el Sónar.

El lenguaje audiovisual, gran compañero de la música electrónica, adquiere “nuevas capas” con las técnicas de realidad virtual y aumentada. El comisario de Sónar+D, José Luis de Vicente, ha explicado que el vídeo pensado para estas plataformas va más allá de un solo plano en un momento concreto delante de los ojos. Con 360º, las posibilidades de imagen se multiplican. El estudio Garage Stories, a medio camino entre Barcelona y Silicon Valley, explicará como afrontar este cambio de narrativa. Por su parte, el artista Zach Lieberman presentará su obra, basada en la tecnología reconocimiento facial de los móviles.

Sónar nació el mismo año que el primer navegador de internet, Mosaic. “Dado que el modelo actual de internet está en crisis, miraremos donde pude ir la web en el futuro próximo sin perder la experiencia de estos 25 años conectados”, reza el comunicado de presentación del congreso. Para ello, Sonar+D contará con invitados como la cofundadora y directora de la Mozilla Foundation, Mitchell Baker. Uno de sus productos es el popular navegador Firefox. Baker trabaja desde 2003 “para preservar internet como un espacio libre, abierto, neutral, inclusivo y respetuoso con la privacidad”.

30 empresas emergentes han sido seleccionadas de entre 200 solicitantes para estar presentes en el Startup Garden, el espacio del Sonar+D dedicado a este tipo de compañías. Este año, Sónar+D se ha aliado con Barcelona Tech City para “potenciar todavía más Barcelona como hub tecnológico de emprendimiento y creatividad”. Entre los mentores estará presente uno de los fundadores de la aplicación de reconocimiento de canciones Shazam y también participarán en el espacio fondos de inversión como Max Rimpel, que cuenta con inversores en empresas como Slack, Deliveroo o BlablaCar.

La propulsión de Sonar+D hacia 2043 parece poco partiendo de la premisa de The Long Now Foundation, entidad que anima a idear proyectos a 10.000 años vista. El director creativo de la fundación, Alexander Rose, participará en el congreso contando experiencias como la de la fabricación de un reloj capaz de funcionar con precisión durante siglos y siglos: la antítesis de la obsolescencia programada.

Puedes encontrar el artículo aquí